0

Puebla, 19 Dic (Notimex).- Personal de las policías Federal y Municipal, en coordinación con Seguridad Pública Estatal, pusieron en marcha hoy el operativo “Invierno Seguro 2014”, para reforzar la seguridad en el estado durante las fiestas decembrinas.

En las instalaciones de la Policía Federal se dio el banderazo de este operativo, que se implementará desde este viernes hasta el 6 de enero del 2015, con el que se reforzará la seguridad en los tres mil kilómetros de carreteras federales que atraviesan la entidad.

Elementos de Caminos y Puentes Federales (Capufe), Seguridad Pública del Estado, Bomberos, Instituto Nacional de Migración, Cruz Roja y del Centro de Emergencia y Respuesta Inmediata (CERI), se encargarán de mantener la seguridad para los habitantes y turistas.

Los uniformados también estarán asentados en sitios estratégicos como el aeropuerto Hermanos Serdán, Central de Autobuses de Puebla (Capu) y en otras terminales de transporte federal.

Asimismo, en la autopista Puebla-Veracruz en su tramo Acatzingo, la carretera Tehuacán-Cuacnopan y el Arco Norte, que sale de San Martín Texmelucan hasta el Distrito Federal.

Habrá paraderos que tendrán la seguridad de las instituciones para auxiliar a los conductores. Éstos se ubicarán en kilómetro 190 de la autopista México -Veracruz, en el 38+ 500 de la Cuacnopalan-Oaxaca y otro en Cuacnopalan-Tehuacán.

0
Partido alemán pide a Merkel señalar a México por violaciones en derechos humanos. Foto: Cuartoscuro

Partido alemán pide a Merkel señalar a México por violaciones en derechos humanos. Foto: Cuartoscuro

Berlín, 20 dic (EFE).- El partido alemán de Los Verdes, en la oposición, ha presentado una iniciativa en el Parlamento germano para instar al gobierno de Berlín a apoyar con medios y expertos a las organizaciones que investigan la desaparición de los 43 estudiantes en Iguala.

En su propuesta, Los Verdes piden también al Ejecutivo que lidera Angela Merkel que señale ante la UE y ante la ONU “la responsabilidad del gobierno mexicano en las violaciones de derechos humanos” y que prohíba la venta de armas a México.

Los diputados ecopacifistas denuncian que “la corrupción, la impunidad y la falta de transparencia” está instalada en las estructuras del Estado mexicano y reclaman una respuesta.

En este contexto, consideran necesario que el Gobierno alemán se implique y apoye a las familias, a los abogados y a los activistas que investigan las desapariciones de Ayotzinapa.

El Ejecutivo, a su juicio, debería también frenar las negociaciones en marcha para la firma de un acuerdo bilateral en materia de seguridad con México, una petición que también ha realizado Amnistía Internacional.

Tanto en el ámbito bilateral como en el internacional, continúan Los Verdes, Alemania tiene que subrayar la obligación de México de consolidar un Estado de derecho, reformar su sistema judicial y policial y luchar contra la impunidad y la corrupción.

“Iguala no es un caso único”, recalcan los Verdes en referencia a la desaparición de 43 estudiantes la noche del 26 de septiembre después de una ola de ataques a tiros presuntamente ordenados por el alcalde de la localidad, situada en el estado de Guerrero.

Según la investigación oficial, los jóvenes fueron detenidos por policías y entregados al cártel Guerreros Unidos, que presuntamente los asesinó e incineró en un basurero del municipio de Cocula, vecino a Iguala, una versión en la que los familiares no creen. EFE

0

Gloria Leticia Díaz / Proceso

(17 de diciembre, 2014).- La Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de Derechos Humanos (CMDPDH) presentó un informe sobre la “sistemática violación a derechos humanos” en México, país que –apuntó– atraviesa “la peor crisis de violencia desde la Revolución Mexicana”.

En un comunicado, la CMDPDH precisó que en el marco del 13 Periodo de Sesiones de la Asamblea de Estados Parte del Estatuto de Roma, expuso que a partir del sexenio de Felipe Calderón los abusos contra la población civil se intensificaron por el impulso de la “guerra contra el narcotráfico”, lo que se tradujo en la aplicación de “una política de seguridad militarizada”.

Al señalar que la violencia que vive el país es la más grave de los últimos 100 años, sostuvo que aunque “se tienen registradas más de 22 mil desapariciones forzadas, más de 70 mil ejecuciones extrajudiciales, más de 160 mil desplazados internos por la violencia y miles de casos de tortura, las autoridades niegan la existencia de un conflicto armado, quitando la gravedad de estos hechos en el país y dejando estas graves violaciones de derechos humanos como ‘hechos aislados’”.

De igual manera, condenó que ese panorama se agudice “al no existir sentencias contra autores materiales, ya sean de grupos de delincuencia organizada o, en su caso, altos responsables de la estructura del Estado mexicano”, arrastrando un nivel de impunidad de 98%, además de que “sólo 1.5% de las denuncias llega ante un juez”.

En septiembre pasado la CMDPDH, junto con la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) y la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos del Noroeste, presentaron un documento ante la CPI denunciando las constantes violaciones a derechos humanos cometidas por miembros de las Fuerzas Armadas, tomando como caso paradigmático el estado de Baja California (Proceso 1977).

En su comunicado, la organización recordó que en el documento entregado por las tres organizaciones ante la Fiscalía de la CPI, “se mostró la práctica sistemática de la tortura perpetrada por fuerzas federales contra la población civil en Baja California entre los años 2009 y 2011”.

De acuerdo con los expedientes presentados ante los órganos internacionales, “las personas fueron detenidas arbitrariamente, desaparecidas por algunos días y torturadas brutalmente en instalaciones militares, lo que se enmarca como crímenes de lesa humanidad”.

Luego de aclarar que en la mayoría de los casos documentados “las víctimas fueron procesadas y encontradas inocentes”, la CMDPDH consideró que la CPI cuenta con elementos sólidos para intervenir en México y “brindar apoyo a instituciones, y sobre todo a las víctimas para investigar, llevar a cabo un debido proceso y castigar a los responsables, ya sean personas en las altas esferas del poder del Estado o grupos del crimen organizado”.

Lo anterior es posible, apuntó la organización, toda vez que México ratificó el Estatuto de Roma en noviembre de 2005, mismo que entró en vigor en enero de 2006, por lo que “la CPI puede juzgar crímenes cometidos en México”.

Según la CMDPDH, los casos presentados en su documento de septiembre entran dentro de las facultades de la CPI, que “tiene competencia para juzgar penalmente a individuos presuntamente responsables de cometer crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y genocidio”.

La organización recordó que la CPI está formada por jueces internacionales independientes y “juzga a personas física en procesos penales con respeto a las garantías de un juicio justo”.

Vía Revolucion Tres Punto Cero Oaxaca

0

Los hombres del poder que la madrugada del 20 de diciembre de 1994 se reunieron en secreto para devaluar el peso, se sometieron más a la política que a la advertencia y el buen juicio. Y México pagó un precio muy caro su trasnochada determinación. Si tuviera que abrirse un museo de las pesadillas, la crisis financiera que esa noche se inició, ocuparía la sala principal.

El gran relato en números fríos indica que la debacle ha significado para las finanzas públicas mexicanas una pérdida de 116 mil millones de dólares. Pero esa escalofriante cifra no fue el costo mayor. Por aquellos días, millones de familias mexicanas supieron a qué sabe el hambre, miles de empresarios bajaron la cortina y miles de jóvenes estudiantes truncaron sus esperanzas. El ahorro interno quedó destruido y es la hora en que ese daño no ha sido cuantificado.

En los muchos análisis de la hecatombe se han asomado como causas la corrupción, la ausencia de transparencia, la complacencia de los políticos y la omisión de la tragedia nacional que significaba el levantamiento de la guerrilla zapatista en Chiapas. Es difícil no evocar aquel pasado de horrores y culpas ahora, cuando 43 estudiantes de la Normal Rural Superior Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, cumplen más de dos meses desaparecidos y la economía muestra un freno. En veinte años se han adoptado medidas para que los grandes ahorradores asuman las consecuencias de un probable quebranto, pero las instituciones responsables del destino macroeconómico no son capaces de garantizar que aquello no vuelva a ocurrir.

Esta es la historia de esa reunión, donde hace veinte años se inició el camino a la parada del infierno.

Ciudad de México, 20 de diciembre (SinEmbargo).– La noche del lunes 19 de diciembre de 1994, la temperatura en el sur de la Ciudad de México había descendido a dos grados y el Ajusco estaba como boca de lobo. Los hombres que integraban el Pacto de Bienestar y Estabilidad Económicas (Pabec) pasaron por ahí antes de llegar al edificio de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. Los había llamado Jaime Serra Puche quien cumplía dos semanas como titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Los llamó porque se guardaba un anuncio. Cuando lo conocieron, las miradas de esos hombres no volvieron a ser de otra forma; sumisas al espanto, azoradas por el futuro.

Capitales en dólares cuantificados en no menos de cuatro mil millones se habían marchado de México en menos de un mes. El ingreso de divisas a través de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) era una tercera parte de lo recibido en el año anterior. El monto de los Tesobonos –títulos denominados en dólares pero pagaderos en moneda nacional–, de 32 mil millones de dólares. Había que hacer algo por el peso mexicano. En esa hora. De madrugada. Pronto.

Serra Puche inauguraba un estilo discreto de hablar, alejado del habitual, lineal, descarado, sin matices, al que tenía acostumbrados a lo reporteros. Una hoja de block de notas mostraba sus letras deformes, casi ilegibles, desbordando los renglones, como si las hubiera bañado una lluvia pertinaz:

“Como ustedes saben, la situación en Chiapas está muy delicada. Mañana queremos hacer un anuncio del Pabec que dirá así: los sectores del Pacto acordaron abandonar la banda de deslizamiento del peso y dejar que éste sea determinado por las fuerzas del mercado debido a los acontecimientos en el estado de Chiapas”.

¿Qué ocurría como para encontrar en la selva y cañadas la justificación de esta reunión económica?

Ese mismo lunes 19 de diciembre, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) tomó 38 municipios, entre ellos Simojovel, Yajalón y Chanal. El Subcomandante Marcos admitió que un grupo había burlado el cerco militar impuesto por Ejército Mexicano desde el 12 de enero anterior para llegar a esos municipios, mas aclaró que no se disparó un solo tiro. La Secretaría de Gobernación negó esa toma territorial. Pero la Bolsa Mexicana de Valores reaccionó a los acontecimientos con un descenso en los precios de las acciones de 4.15 por ciento en promedio.

Silencio en esa sala de juntas de dos mesas de media luna cuya separación era una pequeña jardinera. Desde el sexenio de Miguel de la Madrid (1982-1988), las flores de ese espacio eran cambiadas cada reunión del Pacto. Aquella noche las olvidaron y frente a los invitados completaban su muerte.

Mientras transcurran estas oscuras horas, Serra Puche se mantendrá en medio de Herminio Blanco, Secretario de Comercio; Santiago Oñate, Secretario del Trabajo y Previsión Social, y Miguel Mancera Aguayo, Director del Banco de México. Las palabras de Oñate y Blanco serán escasas y hasta débiles. Las de Mancera, escasas pero directas como dardos. Las de Serra Puche, muy revueltas y atribuladas.

LOS EMPRESARIOS

El asombro, la alarma y algunos tintes de rabia pintan una voz unánime. Es de los empresarios:

–¿Y qué más, Jaime?

–Nada más.

La seca respuesta provoca la exaltación de Luis Germán Cárcoba, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE):

–¡No puedes anunciar que sólo vas a soltar el peso. Ello debe ir acompañado de un paquete de medidas de emergencia!

Serra Puche gira la cabeza de derecha a izquierda:

–Yo no puedo hacer nada más.

Están ahí los mismos hombres de negocios que desde el 2 de diciembre anterior le solicitaron al Secretario de Hacienda una reunión de emergencia. Quisieron mostrarle al Secretario de Hacienda su preocupación por la economía mexicana desde 20 días antes.

De Serra Puche obtuvieron:

“No los puedo recibir. Tengo 15 días para entregar el proyecto de presupuesto. Pero, además, no veo por qué están preocupados. No hay qué temer. Devaluación, no habrá”.

La confianza se había ido de México. El asesinato del candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Presidencia, Luis Donaldo Colosio y el levantamiento armado en Chiapas tenían manchado el horizonte. Se sentía descontento, zozobra y preocupación. Todo junto y por separado.

El descontento, porque los empresarios habían pugnado durante casi seis meses porque Pedro Aspe Armella se quedara a cargo de la Secretaría de Hacienda, y el Presidente electo Ernesto Zedillo Ponce de León había cerrado a piedra y lodo la puerta a esa posibilidad.

La zozobra, porque el gabinete zedillista, recién nombrado, no convencía a los inversionistas. Por ejemplo, en la Secretaría de Energía estaba Ignacio Pichardo Pagaza, ex Gobernador del Estado de México, a quien en el momento de su designación lo envolvía un huracán de acusaciones proveniente de Mario Ruiz Massieu en torno al asesinato de su hermano, Francisco.

La preocupación, porque días antes, los empresarios entregaron a Serra un documento técnico, elaborado por el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP). El estudio preveía que la paridad del peso frente al dólar no aguantaría.

Esta noche, además de Germán Cárcoba; están ahí Fernando Cortina Legarreta, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin); y los recién designados presidentes de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio (Concanaco) y de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Germán A. González Quintero y Víctor Manuel Terrones.

Este 19 de diciembre, Serra Puche se torna melancólico, usa pausas y silencios de sepulcro. Frente a él, la voz en agudos de José Madariaga Lomelí, el dueño de la casa de bolsa Probursa y Multibanco mercantil de México.

Dos años después de este momento, los informes del auditor del Fobaproa, Michael Mackey, develarán que en noviembre de 1994, Probursa incrementó en mil 800 millones de pesos su tenencia de Tesobonos, operación que le produjo una utilidad de cinco mil 400 millones de pesos en tan sólo dos semanas.

En la noche de la hecatombe, la conducta de ese hombre es de inquietud pura. Es él quien deshace el espasmo provocado por el anuncio de Serra:

–¿Qué creen que va a pasar si sólo lo anunciamos de esta forma?  –dice Madariaga.

Las miradas de los hombres de negocios se concentran en un solo individuo que esa noche sufre de gripe fuerte y su temperatura ha subido a más de 37 grados. Con abrigo forrado en felpa negra y bufanda gruesa que le llega hasta la boca, callado en su estilo solemne, ejerce sin escándalo el catarro. Es  Miguel Mancera Aguayo, Director del Banco de México.

“¿Cuál sería el nivel al que llegaría el peso? –se pregunta Mancera y responde sin usar las manos, atrapadas en el abrigo: “De acuerdo con nuestra experiencia, sería una devaluación de 15 o 20 por ciento, ni de chiste de 50 o 60 por ciento. Una vez que la situación en Chiapas se tranquilice, volverá la normalidad a los mercados”.

–¡Pero debe haber medidas adicionales en un plan de emergencia! –piden en forma airada los empresarios.

Mancera Aguayo vuelve a su silencio. La alta temperatura lo vuelve a poner cabizbajo, contra la mesa.

La escena concluye con un hecho inaudito. Los empresarios le piden a los miembros del gabinete económico, abandonar el salón. No por decisión, voluntad o diplomacia. Salir es una orden:

“Salgan del salón. Hablaremos nosotros”, exige con tono de profesor uno de los líderes empresariales. Y los del gabinete económico se van.

Avanza el reloj. El rostro se le ha agravado a Serra Puche hasta que un empresario aparece en el pasillo:

–Jaime: concluimos que esto es inaceptable. Nada ayuda un anuncio así. Debemos omitir lo de los zapatistas que es una mera anécdota. Si se amplía el margen del peso, se debe elaborar una serie de medidas. No, Jaime. No. Esto es inaceptable.

JAIME SERRA PUCHE

Fue el hombre más distinguido en las negociaciones del TLCAN con Estados Unidos y Canadá. Era el serio y efectivo Secretario de Comercio, de la antigua Secofi, entre 1988 y 1994. Jaime Serra Puche era el miembro del gabinete salinista que sin reserva declaró que no leía jamás la prensa mexicana; sino The Wall Street Journal y The Financial Times. Fama de trajes negros de marcas multinacionales en una época en que el mercado mexicano no estaba abierto de par en par. De capacidad negociadora reconocida. Hasta 1994, un hombre de hazañas. Un hombre que estaba por cumplir 39 años de edad.

¿Acaso el Serra Puche del 19 de diciembre pensaba que nueve días después estaría estampando su firma en una breve y poco explicativa carta de renuncia al Presidente?

Y si lo que más preocupa a un político es el sitio que brinda la evaluación de la Historia, ¿qué pensaría el apuesto Serra Puche, de cabello y bigote negrísimos, de lo que estaba por hacer? Él, cuya carrera sólo mostraba avances: de subsecretario de Hacienda de 1986 a 1988, a Secretario de Comercio de 1988 a 1994 y luego a Secretario de Hacienda.

¿Acaso hubo un presentimiento –uno ligero, quizá– que su poder político se desvanecería en cuanto amaneciera de una vez y para siempre, y que veinte años después en su currículum en la Iniciativa Privada aparecería “Secretario de Hacienda sólo por 28 días”?

–Debo comparecer ante el Congreso. Me van a cuestionar el Presupuesto de Egresos. No puedo, no puedo, no puedo. No puedo sacar a Chiapas de todo esto.

Vino una pausa en la que se escucharon halos de exhalación. Los empresarios y los miembros del gabinete económico adivinaban un largo tiempo implacable y desastroso.

Serra Puche perdía el control y dejaba de ser el secretario brillante con las respuestas oportunas. Señor de sí mismo por muy pocos segundos ya. Un líder empresarial que se había mantenido meditabundo quebró la pausa:

–Oye, Jaime, ¿y si nada más se mueve la banda sólo dos centavos diarios y se acelera el desliz?

Otra vez, los ojos de Serra Puche sobre Miguel Mancera Aguayo:

–¿Cómo ves Miguel?

Desde el abrigo de felpa, el Director del Banco de México:

–Eso quién sabe si funcione.

Intervino el líder empresarial meditabundo: “Bueno, pero si sabemos que lo otro no va a funcionar y esto pudiera tener probabilidades…”

–Bueno –dijo Serra Puche-, permitan que evaluemos esta propuesta.

Los líderes empresariales se quedaron con el presagio nítido de que Serra Puche levantaría el teléfono rojo para hablar con el Presidente Ernesto Zedillo.

LOS LÍDERES SINDICALES

Fidel Velázquez Sánchez tiene 95 años de edad. Está lúcido e inquieto. En sus apariciones diurnas –las de las conferencias de los lunes en el edificio de la CTM- el dirigente ha tomado el aire de los ancianos heridos por la inminencia del fin. Su andar es muy lento y su hablar tan salpicado de sofocos, que no se entiende.

En el salón frente a donde están los empresarios, unos 20 dirigentes obreros discuten con desorden. En el centro, Fidel Velázquez Sánchez. Un día después negará ante los reporteros haber asistido a esta reunión. “Yo no estuve y si estuve, pruébenmelo”.

Escucha la propuesta del secretario Serra Puche: “Soltar la paridad…”

El cetemista no le permite terminar y le menciona dos condiciones para aceptar la devaluación anunciada: el compromiso del sector privado a no subir los precios durante tres mees y un aumento salarial de emergencia. Jaime Serra le explica que un aumento salarial es improbable. “Eso está en chino”, le dice.

Le ofrece también arrancarles el compromiso a los empresarios de congelar precios. “Los haré comprometerse antes de que salga el sol”.

Pero el sol no sale. Al contrario, se ingresa a los más negro de la noche. Santiago Oñate palmea el hombro del Secretario de Hacienda. Los líderes obreros hablan en torno a Fidel Velázquez. Lo que sigue es un un ir y venir de Serra Puche entre los dos salones, franqueado por Blanco y Oñate. Se han convertido en personajes incidentales. Su destino político no está atado a lo que ahora ocurre. (Blanco continuará en la Secretaría de Comercio, Oñate en la de Trabajo y después será embajador de México en Inglaterra).

Los sectores obrero y empresarial no tienen contacto formal. Lo impiden los miembros del gabinete económico. No intercambian siquiera saludos. Excepto por dos que se encuentran en el baño.

–¿Cómo van?

–Mal, ¿y ustedes?

–Pésimo.

“Nos quieren sacrificar a nosotros cuando es el gobierno el que debe ajustar”, indica el empresario. El dirigente obrero remata con léxico rotundo: “Están haciendo puras pendejadas y chingaderas”.

Y Serra Puche:

“Por favor, apóyenme”.

Un empresario levanta el dedo índice y señala los rostros de los miembros del gabinete económico de Zedillo. Sobre cada uno, deja caer la frase más pesada de la noche: “Ustedes, señores… ¡Son una bola de ineptos!”

Y los presentes asienten.

–“Lo mejor es que dialoguemos con los dirigentes de los obreros”, coinciden los empresarios.

Un solo estado de ánimo guardan los empresarios-cúpula: enojo. El mismo que por su parte tienen Herminio Blanco y Santiago Oñate. Los dos mueven los brazos como aspas. Predomina el desorden de palabras y movimientos.

Los empresarios se incorporan para emprender el camino hacia el otro salón. Pero Serra Puche corre al umbral. Extiende los brazos y alarga el cuerpo: “No lo hagan, por favor. No se vayan. No, por favor, quédense aquí. Una firma del pacto sin ustedes sería lo peor. Ellos están intransigentes”.

Y la escena, otra vez, se desbarata: “Está bien, Jaime. Nos quedamos, pero déjennos solos”.

EL AMANECER

“Hemos tomado, Jaime, la decisión de hablar con el Presidente de la República”, escucha el secretario Serra Puche de voz de un líder empresarial.

–¿Pero a esta hora? Si va a ser la una de la mañana –dice el secretario–, veo difícil que puedan hablar con él, pero vamos a hacer el intento.

Del otro lado de la bocina, responde Luis Téllez Kuenzler, entonces jefe de asesores del Presidente, el cargo que tuvo José Córdoba Montoya en el salinismo. “El Presidente duerme y no puede ser despertado”– le dice a Serra Puche.

La ironía viene a la mente de uno de los empresarios: “Es el único mexicano que a estar hora de desastre puede dormir”.

Se acaba el aplomo. Ya nadie discute, ya nadie reclama, ya nadie levanta ni los brazos ni la voz. Se sabe que el pacto no va a ser firmado, que ninguno de los sectores aceptará nada.

“Tenemos que salir antes de que abran los mercados. Me voy a bajar a hacer un comunicado. Vamos a mover la banda por decisión del gobierno y el Banco de México. Lo importante es que jamás usemos las palabras “devaluación” y adjudiquemos la decisión a los conflictos de Chiapas”.

–¿Y que más, Jaime?

–Desde las 6:30 empezaré a hablar con Pedro Ferriz de Con y José Gutiérrez Vivó.

Entonces, la impugnación de nuevo, como al principio, como si nada de la oscura noche hubiera pasado:

–Pero en Nueva York no oyen ni a Ferriz ni a Gutiérrez Vivó. Se va a generar un caos. Tiene que hacerse una conferencia de prensa, Jaime.

–No –vuelve a decir el Secretario.

Un puño cerrado golpeó la mesa:

–¡Será la primera devaluación que se anuncie radiofónicamente!

El ambiente es de funeral. La indumentaria del Director del Banco de México, Miguel Mancera Aguayo, de abrigo negro, es la más ad hoc. La oscuridad en el Ajusco, también.

Luis Germán Cárcoba ofrece su ayuda al Secretario para redactar el boletín de prensa. Los empresarios se colocan detrás de él. Le dicen: “Quita”, “pon”, “eso no, Jaime”, “no, si mencionas a Chiapas vas a causar más conflictos”.

Y él, sumiso a acatar por primera vez lo que no había sido impuesto por él mismo hace caso, a veces. Luego vuelve a su antiguo planteamiento de justificar la ampliación de la banda en los acontecimientos de Chiapas y en no utilizar la palabra devaluación.

Amanece.

–Oye, Jaime, ¿y el Presidente Zedillo? ¿Cuándo va a anunciar la decisión? –pregunta otro de los representantes empresariales.

–Él no puede comprometerse.

Los líderes empresariales y obreros abandonan el edificio de la Secretaría del Trabajo. Van con el mundo a sus espaldas; todos como Atlantes, hijos de Zeus. Al salir, respiran el aire de una nueva época.

–¿Tú qué crees, Cárcoba? –se escucha una voz al bajar las escaleras.

“Va a ser un desastre”.

–Fuentes: asistentes a la reunión que desean anonimato y documentos en el archivo de la Secretaría de Gobernación

0
Le exigen presentación de los estudiantes desaparecidos

Foto: Débora Poo Soto/Somoselmedio.org

Fotografías Débora Poo Soto

Acapulco, Guerrero 19 de diciembre 2014.- Acapulco, Guerrero 19 de diciembre 2014.- Padres de familia de los 43 desaparecidos y estudiantes de la escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos se manifestaron por más de cuatro horas en la Costera Miguel Alemán en Acapulco.

Al rededor del medio día, los normalistas y familiares increparon al presidente municipal Luis Walton Aburto quien viajaba abordo de una camioneta Suburvan a la altura del Centro Internacional Acapulco (CIA). Los manifestantes le exigieron al munícipe la pronta aparición de los estudiantes desaparecidos. Este último abandonó la unidad mientras los manifestantes garfitearon las puertas del vehículo.

 

 

Via Somos el Medio

0

Pedro Matías / Página3

(16 de diciembre, 2014).- Los migrantes de Centroamérica vienen de Tapachula y se embarcan en Puerto Arista, pasarán por El Paredón y La Gloria, en costas de Chiapas, luego se internan al Pacífico por la bocabarra entre El Paredón y Cachimbo y se van hasta Salina Cruz, Oaxaca.

Los viajes se hacen de noche-madrugada. Traen brújula. Vienen bien equipados en lanchas con dos motores de borda y muy potentes.

Aunque hay presencia de la Marina y del Ejército, la delincuencia organizada tiene sus propias formas de evadir la justicia y conocen la ruta. Saben a dónde y por dónde deben meterse. Lo hacen cuando el mar está hondo.

Mientras lanzan sus redes en el Mar Muerto, los pescadores cuentan que la temporada para pasar migrantes es de noviembre a mayo, en tiempo de sequía, porque cuando empieza la temporada de huracanes, es más peligroso navegar.

Ellos tienen años pasando por aquí. En esta temporada pasan muchas lanchas a partir de la medianoche. Pasan tres o hasta cuatro embarcaciones con más de 20 o 30 migrantes. Se los llevan al Puerto de Salina Cruz o a Huatulco y una vez que los “tiran” regresan como las dos de la mañana, ya vacías.

Niegan que los traficantes de humanos hagan paradas en estas comunidades. Ellos vienen cargados con combustible. Traen dos o tres bidones con gasolina.

Lo que sí aceptan es que por tierra pasa mucha gente extraña de noche, carros nuevos, blindados, no sabemos qué clase de gente son pero no nos metemos por seguridad, porque no sabemos qué cosa son. Hace unos días entró un carro blindado negro.

Un pescador detalla que “las lanchas que atraviesan el mar vivo se hace en tiempo de los efectos de luna llena porque en la ida de la luna, ni un motor ni una lancha puede entrar de aquí para allá porque el mar hace mover sus corrientes, son seis horas de llenante y seis horas de vaciante”.

Al mostrar extrañeza, explicó que el mar tiene cuatro funciones, un llenante en la mañana, de 8 a 12 de la mañana y un vaciante de las 12 a las 6 de la tarde, luego viene el llenante y después de seis horas el vaciantes y así. Se le llama vaciante cuando el mar se va y el llenante es cuando viene a la playa. Lo conveniente para pasar es cuando está el vaciante porque el mar trae menos olas y está más profundo, aunque pasen cerca de la playa.

Hace varios años se recogió a varios muertos en la orilla del mar. Como 15. Los agarra la ola por dentro y los envuelve. Algunos que saben nadar salen y los que no, se mueren.

“En esta luna llena pasan en la noche. Quietecitos, se oye el sonido del motor y como las dos de madrugada vienen para atrás”.

Hace seis años encontraron en la orilla del mar, en Aguachil, una persona muerta, ya en estado de descomposición. Estaba en calzones y con camiseta. Nadie quería acercarse. Mejor lo envolvieron con un plástico y lo llevaron al panteón.

La sorpresa que se llevaron al despojarlo de sus ropas para realizar la necropsia es que estaba forrado de dinero. Puros paquetes gruesos como cinturón. Eran como tres líneas. En vez de cartuchos venia batido en dinero. Seguro era un pollero. Tal vez se volteó la lancha y el único que salió fue él, cuentan.

Las lanchas llevan entre 25 y 30 pasajeros, es decir, llevan cerca de dos toneladas pero no para correr 60 o 70 kilómetros por hora. Aunque lanchas con medidas de 23 hasta 27b le cabe más de una tonelada y media porque cuentan con dos motores de 75 caballos de fuerza y eso los pone riesgo.

Y por tierra, han observado que pasan vehículos camuflados con logotipos de empresas como Bimbo, Gamesa, Coca Cola, leche Lala o Alpura al parecer para recoger a los migrantes y continuar con el negocio, ya que cobran entre cinco mil o seis mil dólares por el paso de migrantes.

“Solo son comentarios, no hay dato exacto. Manejan de 40 a 50 mil pesos por indocumentado. Entonces, una lancha con 40 indocumentados es una muy buena lana, la ganancia sería de unos 200 mil dólares”.

El presidente municipal de Ixhuatán denunció que “la Bestia Marina no es la dimensión de un tren que llevan 300 hasta 600 personas, pero aquí una lancha te lleva no menos de 40 personas y a veces van hasta tres lanchas juntas, ahí van, pegadito, una tras otra. Son más de 120 en cada viaje, pasan cinco veces a la semana, lo que significa que pasan unas 500 personas, nada más que aquí con más peligro y viajan niños, embarazadas o de la tercera edad”.

El Padre Solalinde menciona que ha habido varios naufragios. En julio de 99 zozobró una lancha en la costa de Chiapas y Oaxaca, otra en julio de 2000, una más en marzo de 2006 y otra el 16 de octubre de 2007.

“Todos sabemos, todos los pueblos mareños están informados de eso. De hecho, estas embarcaciones vienen desde Sudamérica, pasan por Guatemala y van arqueando hasta llegar a los pueblos mareños. De esos lugares dan la vuelta a Salina Cruz y aquí algunos se bajan. Y si ya están en Salina Cruz no entiendo por qué se van a Veracruz”.

Insistió en que “esta ruta es la menos conocida, es la más peligrosa y que no deja huella. Lo que más frecuente que he visto es que cuando naufragan, casi los únicos sobrevivientes son polleros. Y eso le cuesta trabajo reconocerlo a las autoridades como El Salvador, otros son de Honduras y mexicanos”.

“Sí, me llama la atención porque si sabemos poco de las rutas de Tabasco y de Chiapas, acá del mar definitivamente no sabemos casi nada, solo cuando hay tragedias”; sin embargo, mencionó que “aquí opera una red internacional que la manejan los mexicanos. Ya se adueñaron de todo el tráfico. Desde hace años los mexicanos lideran el continente.

Ellos cínicamente le llaman giros, son como negocio. Unos se dedican al trasiego de migrantes.

Finalmente, dijo que “hasta ahorita todavía el Istmo no está tomado por ningún cartel, lo que se ha visto son las franquicias denominados zetas, zetitas y zetones.

Vía Revolucion Tres Punto Cero Oaxaca

0
Instrumentos de música barroca.

Instrumentos de música barroca.

Autora: Karla Motte

La música es un acompañante fundamental en los rituales humanos, pues su cualidad sonora permite construir ambientes propicios para la expresión de la fe, la fiesta, la relajación, concentración o comunión. En Nueva España la música litúrgica siguió los cánones estéticos europeos y acompañó al proceso evangelizador y la celebración de cada ceremonia religiosa.

Las fiestas de Navidad, con gran importancia para el calendario religioso, se acompañaron de música especial y los villancicos se implementaron como parte de estos rituales. Éstos tenían la característica de estar compuestos por poemas líricos de métricas variadas creados para ser cantados, por lo que fueron una conjugación entre la literatura y la música. Los más antiguos villancicos novohispanos que se conservan hasta el día de hoy gracias a la tradición escrita datan de los siglos XVI y XVII, y se componían de una estructura con un estribillo que se repetía después de cada copla, y su estructura poética estaba supeditada completamente al acompañamiento musical.

Aunque los villancicos se arraigaron en las celebraciones religiosas navideñas y es muy probable que estuvieran presentes en las celebraciones populares, sólo se lograron conservar los que formaron parte de la literatura culta. Su utilización en las ceremonias litúrgicas europeas data de mediados del siglo XVI según quedó registrado en un escrito de Francisco Guerrero, maestro de la capilla de la catedral de Sevilla quien refirió la obligación de los religiosos de componer los villancicos navideños, y rápidamente llegaron a los territorios de ultramar del imperio español.

Músicos novohispanos, detalle de biombo.

Músicos novohispanos, detalle de biombo.

En el archivo de la catedral de Nueva España se encuentra un documento fechado en 1589 que conserva un listado con más de cien villancicos y canciones litúrgicas especiales, lo que demuestra la implementación de esta música especial para la celebración navideña. También se ha registrado que a medidados del siglo XVII en todo el territorio novohispano se adquirían cuadernillos de dos a ocho hojas con los villancicos impresos, y en algunos templos se repartían entre los asistentes a las ceremonias para que acompañaran al coro, además de que era común que se vendieran en las calles.

Sin embargo, la composición de villancicos que no eran propiamente litúrgicos se popularizó, y también se compusieron coplas que llegaron a preocupar a las autoridades novohispanas, pues consideraron que debían mantener el control de la creación de villancicos para evitar que esta música especial para la ritualidad se convirtiera en una expresión profana. Por eso en los Concilios Provinciales de 1555, 1565 y 1585 se manifestó la necesidad de que todas las composiciones como bailes, canciones o representaciones para Navidad, Corpus Christi u otras celebraciones, debían ser mostradas al prelado para que éste las aprobara previamente.

Coro navideño en el Virreinato de Perú, autor anónimo.

Coro navideño en el Virreinato de Perú, autor anónimo.

Debido al control implementado por las autoridades, los villancicos novohispanos fueron centralizados y los pliegos con las letras autorizadas por el Santo Oficio se imprimieron sólo en México y Puebla y se distribuyeron en las catedrales más importantes: México, Puebla, Valldolid de Michoacán y Oaxaca. A diferencia de algunos casos de la Península española, en donde incluso se llegaron a abrir procesos en cotra de órdenes religiosas por villancicos profanos, en Nueva España hubo mayor control sobre los versos que se cantaban en fechas navideñas y otras celebraciones religiosas importantes.

Sin embargo, la expresión popular que se manifestó con la composición de villancicos era difícil de controlar, pues a fin de cuentas eran creaciones espontáneas hechas para el ambiente festivo de la Navidad. Los villancicos autorizados, que formaron parte del ritual oficial fueron los que se plasmaron por escrito, pero el interés de las autoridades por controlar a los cánticos navideños es un indicio de que en la navidad y otras celebraciones hubo cantos profanos no autorizados como formas de expresión social.

Villancicos, qve se cantaron la Noche de Navidad en la Santa Iglesia Cathedral de Huesca, año de 1672 (Pliegos de villancicos en la British Library):

Por amor / ha nacido Dios
Mi Dios recién nacido, / bien os adoro yo
Entra un sordo voceando / por el portal
Ya que en el portal ha entrado, / dígame si está contento
Que al remedio se oponga / mi mal infeliz
Que nuestra culpa blasone / de que no estuvo hasta aquí
Gitanillo, el regozijo / la noche de Navidad
Gitanillas alegres, / bailas y cruzar
Danoz eza mano / Niño celeztial

Publicado por Wikimexico / Especial para SinEmbargo

0

Ciudad de México, 19 de diciembre (SinEmbargo).- La inseguridad –por sobre todos los temas– y la inestabilidad en los precios del petróleo, son los principales factores de preocupación en la última encuesta del año de analistas del sector privado que realiza el Banco de México (Banxico).

Una mayoría de la junta de gobierno del banco central consideró que los balances de riesgos para el crecimiento económico y la inflación se deterioraron en el último mes, según las minutas de la última reunión de política monetaria publicadas hoy.

La inseguridad se mantuvo durante todo el mes del año como el factor que preocupa más a los analistas de los 37 grupos privados, mientras que el tema del precio del barril de petróleo, que ha perdido más 52 por ciento de su valor en el año, empezó a aparecer desde el mes de octubre.

“Los especialistas consideran que los principales factores son, en orden de importancia: los problemas de inseguridad pública (23 por ciento de las respuestas y el de mayor frecuencia por décimo segundo mes consecutivo); el precio de exportación del petróleo (14 por ciento de las respuestas); la inestabilidad financiera internacional (13 por ciento de las respuestas); y la debilidad del mercado externo y la economía mundial (11 por ciento de las respuestas)”, según los resultados de la encuesta.

En la encuesta, los analistas mantienen su expectativa de crecimiento para 2014 de 2.1 por ciento, mientras que para 2015 lo fijan en 3.5 por ciento y para 2014 en 4 por ciento.

No obstante, el porcentaje de especialistas que consideró que es un buen momento para invertir disminuyó con respecto a la encuesta del mes previo, si bien continuó siendo el preponderante, la fracción de especialistas que consideran que es un mal momento aumentó, al pasar de 60 a 45 por ciento.

Mientras que el porcentaje de analistas que consideró que la economía está mejor que hace un año, también disminuyó de 69 por ciento a 65 por ciento.

El grupo de especialistas fijó en 4 por ciento su estimado de inflación para este año, de 3.5 para el siguiente y de 3.5 para 2016.

Su estimación para el tipo de cambio aumentó de los 13.49 pesos fijados en noviembre, a 14.23 pesos.

INSEGURIDAD TAMBIÉN PREOCUPA A S&P

En un reporte emitido ayer, la calificadora Standard and Poor’s (S&P) alertó que las acusaciones de corrupción y las persistentes preocupaciones en torno a la seguridad serán un desafío para las “capacidades de liderazgo” del Presidente de México, Enrique Peña Nieto.

También advirtió que el ritmo de las inversiones en el sector de hidrocarburos en México en los próximos dos años dependerá de dos importantes eventos que se han desarrollado durante los últimos meses: la caída en los precios del petróleo y los desafíos para la administración derivados de la violencia interna relacionada con el narcotráfico, ejemplo de la cual fue la crisis social desatada por la desaparición de 43 alumnos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, en Guerrero, hace casi tres meses, quienes presuntamente habrían sido entregados por policías municipales a integrantes del crimen organizado.

“La desaparición y muerte de 43 estudiantes en la ciudad de Iguala, en el Estado de Guerrero, en septiembre de 2014, subraya los significativos desafíos que plantea el control de la violencia relacionada con el narcotráfico en México. Aunque tal violencia no es nueva en el país, lo acontecido en Iguala generó nuevamente cuestionamientos sobre la capacidad del gobierno para lidiar con este tema crítico y sobre el impacto que la violencia pudiera tener sobre las perspectivas económicas”, cita el reporte en el que Standard and Poor’s ratifica sus calificaciones soberanas en moneda extranjera de largo y corto plazo de ‘BBB+’ y ‘A-2’, respectivamente, así como sus calificaciones soberanas en moneda local de largo plazo de ‘A’ y de corto plazo de ‘A-1’, con lo que el país muestra una perspectiva estable.

S&P consideró que estos eventos, así como el tema de la corrupción constituyen un desafío para el liderazgo del Presidente Peña Nieto y, por consiguiente, para su capacidad para implementar su agenda económica.

La empresa no es la primera en citar el tema de la corrupción en la administración de Peña Nieto. En semanas anteriores fue el centro de los comentarios de medios de comunicación extranjeros tras la cancelación de la licitación del tren rápido México-Querétaro, ante las suspicacias levantadas por la misma, que había sido ganada por un consorcio de empresas chinas y mexicanas, en el que se encontraba Grupo Higa, una de las constructoras favorecidas por Peña Nieto durante su época como Gobernador del Estado de México.

Esta misma empresa estuvo involucrada en el escándalo “casablanca” que reveló que la Primera Dama, Angélica Rivera Hurtado es dueña de una casa de más de 7 millones de dólares en la exclusiva zona de las Lomas de Chapultepec, en la capital del país.

Higa también habría vendido al Secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso, una casa en Malinalco, Estado de México, valuada en 7.5 millones de pesos, misma que liquidó en sólo 2 años.
“En nuestra opinión, la menor popularidad del gobierno derivada de esto podría afectar marginalmente su capacidad para implementar su agenda de política económica, pero dado que la mayoría de las reformas importantes ya se aprobaron, no esperamos que su efecto se vuelva crítico. Consideramos que el gobierno seguirá comprometido con políticas macroeconómicas prudentes”, citó el reporte.

0

Fernando Camacho Servín / La Jornada

(17 de diciembre, 2014).- Los enfrentamientos ocurridos el domingo pasado en Chilpancingo entre policías y activistas solidarios con los normalistas de Ayotzinapa forman parte de una estrategia para perseguir y criminalizar a quienes exigen el esclarecimiento del caso y la aparición con vida de los jóvenes agredidos, señalaron familiares de los estudiantes y los abogados que los acompañan.

En conferencia de prensa, Vidulfo Rosales, del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, subrayó que desde hace varios días se cierne sobre el movimiento por la presentación con vida de nuestros desaparecidos una estrategia que busca perseguir y criminalizar a todos los colectivos que se solidarizan con los estudiantes.

Consideró que los choques ocurridos en la capital de Guerrero antes de que se llevara a cabo un concierto en solidaridad con Ayotzinapa es el más reciente de una serie de hechos represivos contra los padres y las madres de los normalistas.

Como parte de esa dinámica, recordó, las autoridades ya habían tratado de vincular a los jóvenes con el grupo delincuencial Los Rojos. Además, el Centro de Inteligencia y Seguridad Nacional fichó a los abogados que acompañan a los familiares de las víctimas, y el secretario de Marina, Vidal Francisco Soberón Sanz, afirmó que los padres de los normalistas eran manipulados por grupos que sólo buscan intereses particulares.

Reiteró que lo ocurrido el domingo en Chilpancingo fue provocado por un grupo de policías en estado de ebriedad, que rompió las vallas del sitio donde se iba a realizar el concierto, y luego se presentó como víctima de las agresiones de maestros.

Es una clara provocación de la Policía Federal para criminalizar y endurecer la política represiva y dar una salida violenta al conflicto. Ahora tienen el pretexto perfecto para reprimir a gran escala, advirtió Rosales.

Por otra parte, el abogado exigió que las autoridades exploren la línea de investigación según la cual la Policía Federal y el Ejército tuvieron un papel activo en las agresiones contra los normalistas el pasado 26 y 27 de septiembre, como publicó la revista Proceso.

Felipe de la Cruz, padre de uno de los 43 normalistas desaparecidos, sostuvo que “es claro que el gobierno federal busca desestabilizar de una u otra manera este movimiento (…) Hoy nos damos cuenta de que nos está utilizando para intimidar a todas las organizaciones sociales que están en búsqueda de los jóvenes, porque no ha podido desmembrar el movimiento y está cayendo en la desesperación”.

De la Cruz afirmó que si el objetivo del gobierno federal es cerrar el caso, los padres y las madres de los jóvenes están dispuestos a seguir buscando a sus hijos de forma independiente.

Si creen que al cerrarlo nos vamos a sentar, no va a haber vacaciones para nosotros y no las tiene que haber para ellos. Si no tenemos Navidad ni Año Nuevo, tampoco ellos lo van a tener porque vamos a seguir en la acción. Ya no tenemos miedo a la represión, nos quitaron hasta eso y nos dejaron la rabia y la energía para seguir buscando, enfatizó.

De igual forma, aseveraron que los contactos con las autoridades están suspendidos por el momento y lamentaron que el presidente Enrique Peña Nieto sea insensible ante el dolor de los padres, como lo demuestra el hecho de que nunca llamó a los familiares de Alexander Mora Venancio, el normalista cuyos restos fueron identificados por un laboratorio en Austria.

Vía Revolucion Tres Punto Cero Oaxaca

0
El vehículo del Edil fue rayado con la leyenda: “El pueblo organizado vencerá. Fue el Estado”. Foto: Cuartoscuro.

El vehículo del Edil fue rayado con la leyenda: “El pueblo organizado vencerá. Fue el Estado”. Foto: Cuartoscuro.

Ciudad de México, 19 de diciembre (SinEmbargo).– Profesores de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), estudiantes normalistas y manifestantes retuvieron sobre la avenida costera Miguel Alemán el vehículo en el que se transportaba el Alcalde de Acapulco, Luis Walton Aburto.

El Alcalde Luis Walton se bajó del vehículo para dialogar con los inconformes después de permanecer media hora dentro de la camioneta.Alrededor de las 12:30 se informó que el vehículo de Walton Aburto fue liberado y él se marchó en un auto Jetta color blanco, sin placas.

Foto: Cuartoscuro.
Foto: Cuartoscuro.
Foto: Cuartoscuro.
Foto: Cuartoscuro.
Foto: Twitter @Omarel44

Horas después, Luis Walton Aburto, dijo en entrevista para Grupo Fórmula que no fue retenido por las familias de los normalistas desaparecidos sino hubo un diálogo con ellos. “A mi se me acerca una madre de ellos (desaparecidos) y me dijo: ‘Alcalde, queremos platicar con usted’, y me bajé”.

Añadió que las familias buscaban diálogo y que la conversación la escuchó toda la prensa. “Se me permitió retirarme posteriormente. Yo soy una gente de diálogo y consenso”, dijo el Alcalde.

Al cuestionarle acerca de si su retención afectaría el turismo en Acapulco, Walton indicó que era un hecho aislado “esto (su retención) no sucede con las demás personas, me abordaron a mi porque soy el Alcalde”.

De acuerdo con reportes de la prensa, los hechos ocurrieron alrededor de las 11:30 horas cuando un grupo de manifestantes irrumpió en un acto que encabezaba el Edil de Movimiento Ciudadano.

Se informó que tras el arribo de los inconformes, Walton Aburto fue llevado a su camioneta, una Suburban con placas HBB8823 para sacarlo del lugar. Sin embargo, los manifestantes rodearon el vehículo y le poncharon las llantas.

El vehículo del Edil fue rayado con las leyendas: “El pueblo organizado vencerá”, “Fue el Estado”, “Ayotzinapa Vive”.

Según se dio a conocer esta mañana salieron de Chilpancingo con destino a Acapulco estudiantes normalistas para continuar con las protestas en demanda del regreso con vida de los 43 normalistas desaparecidos.

[%%LINKS%%]